Cargando


Oración a la Virgen de la Rosa Mística para aliviar cualquier enfermedad, sufrimiento físico, mental o espiritual.

Materiales

Una vela blanca Una vela rojo Una vela amarilla Aceite de rosas

Instrucciones

La virgen Rosa Mística se considera una de las advocaciones marianas más relevantes y conocidas en todo el mundo por brotar de sus imágenes sudor, lagrimas, escarcha y hasta sangre, estas manifestaciones se han venido dando con el transcurrir de los años y ha significado un glorioso reencuentro de la virgen con sus fieles devotos quienes la veneran y exaltan. El significado de las tres rosas es relevante, la rosa blanca simboliza el espíritu de oración, la rosa roja el espíritu de reparación y sacrificio y la rosa dorada el espíritu de penitencia. Comenzamos encendiendo las tres velas (blanca, roja y amarilla), luego te aplicas el ACEITE DE ROSAS y rezas la siguiente oración: ¡Oh María, Rosa Mística, la más noble Reina, bendita Madre de misericordia y Madre de la Vida! Por la rosa blanca que portas en tu pecho Y que simboliza el espíritu de oración, por la rosa roja que portas en tu pecho y que simboliza el espíritu de sacrificio y abnegación, por la rosa amarilla que portas en tu pecho y que simboliza el espíritu de la penitencia, favorece a estos tus hijos necesitados de tu socorro e irradia nuestras vidas con tu benéfica luz. Madre del gran Amor y mediadora nuestra, Tú eres nuestra mayor esperanza, nuestra fortaleza, nuestra claridad y nuestro consuelo Otórganos desde el Cielo tu maternal amparo, vuelve tu amante y prodigiosa mirada sobre nosotros, alivia nuestras penas y llénanos de bendiciones y favores. “Oh Madre de Dios, María Rosa Mística, concédeme, la gracia de sentir un profundo dolor por mis pecados e implorar ante Dios tres veces tu Santo Nombre, para que Él me conceda auxilio divino en mi actual enfermedad. Amén.