Recomendaciones para atraer la prosperidad a tu vida.

? Preocúpate por tu imagen, se positivo y coherente entre lo que dice y hace y triunfará

? Decrete la prosperidad a través de una actitud positiva.

? Libérate del pasado y no te aferres al futuro, debido a que este no existe aún y cuando llegue tan solo será el presente

? Si vives plenamente el presente edificará su prosperidad

? Ten en cuenta la opinión POSITIVA de los demás.

? Una mente maestra es la unión de carias en una sola y que van en dirección de un mismo propósito.

? Deja las quejas a un lado, evita el famoso síndrome de estarte sintiendo en todo momento la “victima de las circunstancias”

? Cada individuo atrae lo que piensa, y con quejas no se puede atraer ninguna bendición a tu vida, pero si se puede ganar mucho rechazo.

? Combina el entusiasmo, la seguridad, la alegría y la autoestima para que tengas una poderosa formula de bienestar y así poder concretar tus proyectos.

? Procura terminar todo lo que comienzas, debido a que aquella persona que comienza algo y no lo termina siempre estará expuesta al fracaso.

? Bendiga el dinero que llega y que se va de sus manos, a quienes se lo entrega o a quienes lo reciben.

? Habla bien de los demás. Todas las personas tienen su parte positiva.

? Ten la seguridad de que cuando veas el bien en tus semejantes, éste llegara a ti más pronto de lo que crees.

? No maldigas, ni utilices malas palabras que te llenen de odio o rencor.

? Aprende a escuchar más.

? La mejor prosperidad se logra con el buen uso de las relaciones sociales.

? Antes de hablar piensa muy bien lo que vas a decir, porque puedes llegar a ofender a otras personas y ganar enemigos innecesarios.

? Dale importancia a los demás con palabras amables y actitudes sinceras.

? Bendice tu cartera y el dinero dentro de ella con la siguiente oración: “el amor divino bendice esta cartera y la mantiene llena de abundancia. Está abierta tanto para dar como para recibir en perfecta proporción y orden divino. La sustancia en esta cartera es bendecida por su verdadero uso. Su dueño expresa sabiduría, amor y buen criterio en el uso. Amén”.