#01Nov ¿Cómo honrar a todos los Santos en su día?

Cada 1 de noviembre se conmemora el Día de todos los Santos, conocidos y no conocidos; el objetivo de este día es compensar cualquier falta a las fiestas de los Santos en el año.

Esta es una festividad originaria de la Iglesia Católica, en la cual se pretende incluir a todos aquellos santos que no tienen una fecha propia dentro del calendario eclesial

Su historia se desarrolla en tiempos bastantes remotos, debido a que al principio sólo los mártires y San Juan Bautista tenían un día especial para ser honrados, sin embargo, en la medida en que fue aumentando el número de santos se consideró establecer un aniversario común para todos los santos, y estableció el 1° de Noviembre como la fecha adecuada para llevar a cabo dicha celebración.

Es por ello que hoy te queremos dar una oración para que puedan horar a todos los santos en su día, colocando un velón de color blanco. 

Oración para todos los santos en su día

Gracias te damos, Señor Dios omnipotente, porque comenzaste a reinar y llegó el tiempo de dar el galardón a tus siervos y a todos los santos. Muéstranos, Señor, tu gloria y tu compasión.

Bendito eres, Señor, en la bóveda del cielo.

Demos gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.

Admirable es tu nombre, Señor, a tus Santos, les enseñaste el sendero de la vida; ahora los sacias de gozo en tu presencia.

Alegrémonos en el Señor al celebrar este día la solemnidad de Todos los Santos, por la cual se alegran los ángeles y alaban al Hijo de Dios.

Señor, gloria y felicidad de todos los Santos, Dios de la paz y el amor otórganos tus bendiciones eternas, y que por intercesión de todos los Santos nos veamos libres de todo mal y auxiliados en nuestras necesidades, y alentados por el ejemplo de su vida, perseveremos constantes en servicio tuyo y de los hermanos, para que un día podamos reunirnos con los santos en la felicidad del Reino, donde la Iglesia contempla con gozo a sus hijos entre los moradores de la Jerusalén celeste.

Dios todopoderoso y eterno, escucha nuestras suplicas, y concédenos, por esta multitud de intercesores, la deseada abundancia de tu misericordia y tu perdón.

Amén