Asesoría Espiritual

    Una consulta no es solo sentarse y usar cualquier herramienta espiritual para ayudar a una persona y ganar un dinero. Comprendo que tu tiempo vale, tu espacio es importante y la dedicación también cuesta. No obstante, cuando se hace una asesoría espiritual, no solo debe haber una conexión con el paciente o consultante, sino que lo mas importante es que la línea comunicacional entre ambos debe estar alineada para que haya un verdadero enlace psíquico, físico y espiritual.

La gente que hace esta labor con infinita pasión siempre encuentra una total satisfacción ya que no vemos esto como un trabajo, sino como una experiencia diaria de aprendizaje de vida que nos ayuda a crecer en cada espacio de nuestro ser.

Asesorar es enseñar y a la vez aprender.  Cuando se consulta se entrega el alma, se le pone pasión y se le inyecta una dosis de entendimiento y mas cuando debes ponerte del lado de la otra persona, nuestra misión no es destruir, ni hacerle mal a nadie, nuestro compromiso es ayudar a la humanidad y hacer las cosas con verdadera justicia. Pueda que tengamos virtudes y defectos, somos hijos predilectos el universo creados a imagen y semejanza de Dios, aunque no somos perfecto, la perfección la logramos al pasar los años y tal vez nunca la llegamos a alcanzar.

Bendigo el bien