La Sagrada Cruz de Caravaca

La sagrada Cruz de Caravaca es una reliquia muy antigua y existente en el alma y corazón de los fieles cristianos.  Quienes recurren a ella, esperan con fervor ocurra el gran milagro en sus vidas.   “Esta mística Cruz fue reconocida y venerada por todos los cristianos que reconocen a la Iglesia establecida por nuestro Señor Jesucristo, en la persona del Apóstol Pedro, cuyo representante y jefe espiritual es su Santidad el Papa”.  Su veneración data de la época en que España fue invadida por los incrédulos e invasores, quienes aplicaban terribles tormentos.  En los tiempos antiguos, los que siguieron la fe de nuestro Señor Jesucristo en el pueblo de Caravaca cuenta la historia que fueron testigo del gran milagro: aquel jefe de las hordas Moras quien tomó la aldea, mando a crucificar al párroco para poner a prueba su fe en nuestro Señor Jesús. Luego de muchas horas de sufrimiento, del cielo se observó como bajaba una brillante y hermosa cruz, traída por Ángeles quienes proclamaban la gloria del Supremo Creador.

       El fervor se demuestra para quienes la utilizan, siendo honestos y amorosos a la gloria del señor quien la utilice, deberá permanecer concentrado en la presencia de Nuestro Señor Jesucristo y en su amada madre la Santísima Virgen María.

 Antes de hacer una petición delante de su presencia, deberá rezar, un padre nuestro, Dios te salve y buscar la mejor manera de que sus palabras llenas de amor y bondad lleguen al señor en su misericordia

HR